Medida de tensiones internas

Determinación de tensiones internas

En cualquier estructura mecánica pueden aparecer tensiones internas por causas muy variadas como, por ejemplo, procesos tecnológicos:

  • deformación plástica o soldadura
  • enfriamiento no uniforme de componentes de fundición
  • procesos de forja

o tratamientos superficiales como:

  • granallado
  • endurecido superficial

Las tensiones internas afectan a la resistencia de una estructura de la misma manera que las tensiones mecánicas comunes. Sin embargo, mientras que las tensiones debidas a cargas externas se pueden calcular con un alto grado de precisión, las tensiones internas son difíciles de predecir. Por ello, es muy importante contar con un método fiable capaz de medirlas directamente, causando un daño mínimo a la superficie.

El método de núcleo anular y el método de taladro

Para determinar las tensiones internas se suelen utilizar dos tecnologías basadas en el uso de galgas extensométricas: el método de núcleo anular y el método de taladro.

La característica común de ambos métodos es que, tras la instalación de la roseta de galgas extensométricas en la pieza, se modifica el estado de la tensión interna como consecuencia del proceso mecánico de taladrado o de extracción de un anillo. Durante este proceso, las tensiones internas se relajan y causan deformaciones, que se miden con galgas extensométricas. Los resultados sirven para calcular el estado de tensión interna.

El método de núcleo anular consiste en extraer una ranura en forma de anillo alrededor de la galga extensométrica en cuestión. 

El método de taladro consiste en hacer una perforación empleando una fresa que gira a aproximadamente 350.000 rpm, accionada por un motor paso a paso. Las variaciones en la deformación que se producen a causa de la perforación paso a paso del orificio se detectan mediante una roseta de galgas extensométricas específicamente diseñada para este proceso.


Contáctenos Contacte con HBK si desea saber más sobre lo que HBK le puede ofrecer.