IP69K: ensayos de larga duración de células de carga

Para obtener la certificación IP69K —el grado de protección más alto que existe—, la célula de carga monoplato PW15AH de HBM ha superado una prueba con un chorro de alta presión, desde todas direcciones, durante varios minutos (vea el vídeo más abajo). Sin embargo, el grado de protección no lo es todo. Para obtener una seguridad máxima en entornos difíciles también se necesita una protección de cable óptima.

Las células de carga que se emplean en las aplicaciones industriales deben ser resistentes a entornos extremos. En especial, cuando se utilizan en entornos permanentemente húmedos, se requiere una protección fiable contra la penetración de agua. Este requisito tiene una especial importancia en el caso de las aplicaciones que exigen una alta limpieza y en las que, por tanto, se emplea limpieza con vapor a alta presión y con agua caliente. En estos casos, la protección IP68 no es suficiente. La célula de carga monoplato PW15AH de HBM ofrece un grado de protección IP69Kel más alto que existe— y es compatible con equipos de limpieza a alta presión.

IP69K significa:

  1. Protección máxima de la célula de carga frente a la penetración de polvo (IP6_) y, además,
  2. Protección máxima de la célula de carga frente a la penetración de agua, incluso a alta presión o con limpieza con vapor (IP_9K).

Para cumplir estos requisitos y recibir la calificación “IP69K”, la célula de carga debe someterse a un ensayo específico El procedimiento de ensayo se detalla con claridad en la norma DIN 40 050. Y, para garantizar una objetividad y fiabilidad absolutas, HBM encargó las pruebas para la obtención de la certificación IP69K de su célula de carga PW15AH a un organismo independiente acreditado: el VDE Prüf- und Zertifizierungsinstitut.

Configuración del ensayo: chorros a alta presión desde cuatro ángulos

El ensayo para la obtención de la certificación IP69K exige montar los especímenes —por ejemplo, cuatro células de carga PW15AH— sobre un soporte. A continuación, se aplica a los cuatro especímenes de prueba un chorro de alta presión mediante una boquilla plana desde cuatro posiciones distintas, a ángulos definidos (0°, 30°, 60°, 90°), durante al menos 30 segundos en cada posición. La distancia entre la boquilla y el espécimen de prueba debe estar comprendida entre 100 y 150 milímetros; la presión de agua debe ser de 100 bar y la temperatura, de 80 °C. Los especímenes rotan alrededor de su propio eje, de modo que cada centímetro cuadrado de su superficie reciba esta enorme carga.

Informe de pruebas de un organismo independiente

Las pruebas de la PW15AH fueron un éxito: la célula de carga monoplato cumple los requisitos de la clase de protección IP69K.

Un alto grado de protección de la célula de carga es importante... pero no hay que olvidar la protección del cable

Cuando se instalan células de carga en entornos adversos, se suele subestimar la importancia de la protección del cable. Sin embargo, ¿de qué sirve tener una célula de carga con el máximo grado de protección, si el cable está expuesto a sufrir daños mecánicos o químicos?

 

 

 

 

 

 

 

Por este motivo, la célula de carga PW15AH permite adaptar una protección de cable adecuada.

La célula dispone de una rosca especial, a la que se pueden conectar fácilmente sistemas de protección del cable. Hay varios fabricantes que ofrecen este tipo de sistemas, para aplicaciones muy variadas. La combinación de la protección IP69K de la célula de carga y la opción de instalar una protección de cable adecuada hacen de la célula PW15AH una alternativa ideal, incluso para condiciones extremas típicas de los entornos industriales.

Contáctenos Contacte con HBM si desea saber más sobre lo que HBM le puede ofrecer.