Hoytom, fabricante de equipos de ensayos y control de calidad, confía en los transductores de fuerza U10M, de HBM

Hoytom es una empresa especializada en la fabricación de equipos de control de calidad y máquinas electromecánicas y electrohidráulicas para ensayos de materiales, con capacidades entre 5 y 2000 kN en ensayos tracción e incluso superiores en ensayos de compresión.

Su laboratorio, acreditado por ENAC desde 1996, presta servicios de calibración en las instalaciones de los clientes y expide los correspondientes certificados del estado de las máquinas, cubriendo todas las áreas de fuerza, extensometría y dureza. De hecho, las máquinas de ensayo de Hoytom son una verdadera garantía "oculta" para numerosos productos del mercado, ya que avalan que los productos cumplen la función para la cual han sido diseñados. Estas máquinas de ensayo son aplicables a la totalidad del proceso de fabricación de un producto, desde la materia prima hasta todo tipo de piezas intermedias que se emplean para componer un conjunto.  

Hoytom se fundó en 1961 y es una empresa española situada en la localidad vizcaína de Leioa, junto a Bilbao, con una plantilla formada por expertos en el campo de los ensayos destructivos estáticos, que se dedica, en términos coloquiales, a estirar y comprimir artículos hasta romperlos. La actual dirección de la empresa es la tercera generación de una familia que, ya en la década de los 60, comprendió que la calidad, la vocación y los mejores equipos son factores clave para ser competitivos en los mercados nacionales e internacionales, dentro del complejo mundo de los ensayos; un mundo tan complejo como sorprendente.

Problema

Los ensayos son algo que sorprende a cualquier persona que no esté familiarizada con su dimensión. Todo lo que llega al mercado, al consumidor final, a la industria, a la construcción y a la mayoría de las actividades actuales debe someterse a algún tipo de ensayo o control de calidad. Hoy día es impensable que una silla se rompa a los pocos días de uso, que un material no soporte la fatiga a la que se le somete en un vehículo o que un tubo no admita las presiones internas del líquido que circula por su interior. Para garantizar una correcta funcionalidad, se realizan innumerables ensayos de materiales y componentes, en los que se emplean máquinas como las que fabrica Hoytom, que incorporan un equipamiento de primera calidad para asegurar resultados fiables y certeros. Todo ello adaptado a las necesidades de rentabilidad, tiempos y todo tipo de demandas de los usuarios de estas máquinas. 

Solución

Desde siempre Hoytom ha buscado la máxima calidad en las células de carga que equipan sus máquinas, porque solo así puede garantizar que los datos —lo más importante para esta actividad— sean absolutamente fiables. Las células de carga de HBK le permiten ofrecer los más altos estándares de este sector y comercializar sus máquinas con una garantía de tres años. Además, la incorporación de la marca HBK en sus máquinas de ensayo y durómetros es una herramienta extra de marketing, ya que el mercado valora la garantía y la calidad que ofrecen estos equipos.

Resultados

Las células de carga integradas en las máquinas de ensayo Hoytom garantizan la máxima precisión en todos los rangos de medida. Se utilizan conjuntamente con el software de control de ensayos propio de Hoytom y con una electrónica diseñada a medida, para un rendimiento máximo, alta precisión y un uso sencillo e intuitivo. Este nivel de calidad ha permitido a Hoytom acceder a los mercados internacionales, exportar el 50% de su producción de máquinas y fidelizar a una clientela que confía no solo en su experiencia y conocimientos, sino también en la tecnología que equipan sus máquinas. 

Cualquier que se acerca a este sector se da cuenta enseguida de que, aunque sea una actividad poco conocida, es prácticamente omnipresente a la hora de garantizar la calidad de todo tipo de materiales, en todo tipo de sectores y con todo tipo de ensayos.

Los equipos de Hoytom siempre han tenido un papel muy destacado en este campo. Por sus máquinas pasan toda clase de artículos: desde tuercas, tornillos y distintos tipos de aceros hasta composites, estructuras de automóvil, piezas de aviones, cables u hormigón. No obstante, y como dicen sus responsables, en Hoytom se sienten más cómodos trabajan con máquinas grandes y en ensayos con un cierto grado de complejidad. Y aunque, por supuesto, a las máquinas se les exige ante todo funcionalidad, la empresa también está apostando desde hace unos años por ofrecer diseños atractivos para equipar las instalaciones de sus clientes. Todo este trabajo ha tenido su recompensa y la empresa exporta en la actualidad el 50% de sus máquinas.  

 

Entre las máquinas de ensayo de Hoytom también figuran durómetros y péndulos, que se emplean para determinar la dureza y la tenacidad de los materiales.  

Para sus máquinas de ensayos universales y de dureza, que realizan ensayos de dureza Rockwell y Brinell, Hoytom siempre ha confiado en las células de carga de la marca HBM de HBK. Hoytom integra células de carga HBM en todas sus máquinas, hasta el punto de que es uno de los principales clientes de HBK en esta categoría de productos dentro del mercado español. El argumento decisivo para ello es la precisión y fiabilidad del transductor de fuerza U10M de HBM, que reduce al mínimo la desviación de linealidad, la histéresis y el error de reversibilidad, al mismo tiempo que ofrece un alto grado de reproducibilidad. 

Este compromiso se intensificó en 2015, coincidiendo con la entrada del actual equipo directivo de Hoytom. Los directivos tenían claro que las células de carga eran uno de los factores esenciales para mejorar las máquinas, y HBM se perfiló enseguida como la mejor opción. Detrás de esa decisión había una experiencia previa, ya que HBM llevaba mucho tiempo suministrando a Hoytom patrones de calibración y equipos de medida de calibración. Las células de carga de HBM reducen los tiempos de trabajo y las incidencias; de paso, contribuyen al prestigio de los equipos de Hoytom en el mercado, porque ofrecer máquinas de ensayo con células de primera calidad es una garantía importante para los clientes. Por todo ello, equipar todas las máquinas de ensayos con células de HBM fue una decisión estratégica para este fabricante. 

Los equipos de ensayo con células de HBM pueden operar en la clase 05, de conformidad con la normativa internacional correspondiente. Además, ofrecen un rango de medida más amplio, una demanda que va en aumento entre las empresas que realizan ensayos. Pero, sobre todo, son la garantía de ensayos bien hechos. En este sector es esencial obtener medidas altamente fiables, y eso solo se logra apostando por la gama más alta de un fabricante de primer nivel como es HBK. No menos importante es la estabilidad de las células: que los datos sigan siendo fiables después de muchos años, y que los ajustes necesarios se puedan realizar de manera ágil y rápida.   

Acerca de Hoytom

Hoytom fue fundada en 1961 por Cipriano del Hoyo y, en la actualidad, está dirigida por la tercera generación de la familia. La empresa lleva más de 50 años fabricando máquinas de ensayo, que diseña, mecaniza y monta, con un control total de todos los procesos y un compromiso absoluto con la calidad. Precisamente por eso, exporta el 50% de su producción y, desde 1996, cuenta con un laboratorio oficial de calibración con acreditación ENAC, que le permite ofrecer servicios de verificación y calibración in situ en los laboratorios de sus clientes.

 

Contáctenos Contacte con HBK si desea saber más sobre lo que HBK le puede ofrecer.