Benefíciese de las numerosas y nuevas posibilidades de medir con un haz de luz, sin renunciar a la solidez y la comodidad de las galgas extensométricas clásicas.

La galga extensométrica óptica OL de HBM FiberSensing está construida con fibras de vidrio con un núcleo de no más de 5 micras de diámetro. Como comparación, el diámetro del cabello humano varía entre 60 y 80 micras. El núcleo de la fibra está rodeado por una capa de recubrimiento de vidrio de alta pureza, de 125 micras de diámetro.

El efecto óptico que se emplea para medir extensiones es la variación de la distancia entre los puntos de reflexión como consecuencia de la deformación inducida, lo cual produce una variación en la longitud de onda de la luz reflejada..

Como todos los sensores basados en redes de Bragg en fibra, el OL ofrece importantes ventajas:

  • Insensible a los campos electromagnéticos.
  • Puede utilizarse en atmósferas potencialmente explosivas.
  • No se produce fallo mecánico del material del sensor (vidrio) aunque se someta a vibraciones intensas.
  • Número reducido de líneas de conexión y, por tanto, menor impacto en el objeto de medición.
  • Bajas necesidades de interconexión, porque es posible integrar en una sola fibra numerosos sensores, a condición de que tengan distintas longitudes de onda de Bragg.
  • 10 millones de ciclos de carga con extensiones alternas de ±5.000 µm/m.

Hasta ahora, para instalar una red de Bragg impresa en una fibra de vidrio en un objeto de prueba, se aplicaba un adhesivo a la red de Bragg por los dos lados. Para poder medir extensiones negativas (compresiones), la fibra de vidrio debía someterse a un estiramiento previo. Eso implicaba que el rango de medición en el sentido negativo de la extensión era limitado (como máximo, podía ser igual al valor del estiramiento previo, y en la misma dirección). Por otro lado, como la red de Bragg se encuentra alojada en el interior de la fibra, se podían causar daños indeseables a la fibra durante el estiramiento previo y la instalación de los sensores.

Estos inconvenientes han desaparecido con la galga extensométrica OL, ya que las fibras de vidrio con redes de Bragg integradas se incorporan de forma simétrica al material composite. Gracias a su diseño patentado, es posible inducir deformaciones tanto positivas como negativas en la red de Bragg.

Las galgas extensométricas ópticas patentadas de HBM emplean tecnología contrastada y son fáciles de utilizar.

En lo que respecta a la manipulación, no hay ninguna diferencia entre las galgas extensométricas ópticas y las tradicionales (eléctricas). No hay que aprender nuevas técnicas, porque las operaciones de fijación, protección, cableado, etc. son idénticas. El diseño patentado protege la fibra y ayuda a configurar la instalación de la prueba de manera rápida y cómoda. Aproveche las ventajas de la tecnología de sensores ópticos, pero siga utilizando los accesorios ya existentes para galgas extensométricas eléctricas.

Lo mejor de las dos tecnologías

Con la tecnología de medición de HBM es posible adquirir datos utilizando simultáneamente galgas extensométricas ópticas y eléctricas. El módulo EasyOptics del software catman®AP permite adquirir y analizar conjuntamente datos procedentes de distintos tipos de sensores.

Product Literature

Título / Descripción Idioma
Hojas de datos
English
German
Catálogos
German
English
Instrucciones de uso
German, English
¡Solicite oferta!

Pregunte al ingeniero de ventas de su zona

Por favor, envíenme:


Inicie su consulta

Pregunte al ingeniero de ventas de su zona

Por favor, envíenme:


Inicie su consulta

Su oferta individual

Consulta técnica gratuita

Respuesta inmediata de nuestros técnicos especializados