En la actualidad, las empresas que quieran seguir siendo competitivas deben acortar sus ciclos de desarrollo y reducir sus costes. Pero, al mismo tiempo, las materias primas, la energía y la mano de obra resultan cada vez más caras. La cuadratura del círculo pasa por mejorar la eficiencia de los procesos sin afectar a la calidad del producto. La automatización es la respuesta a muchos de estos desafíos. Los equipos de medición de hoy deben estar preparados para las exigencias de la tecnología de automatización del mañana. Desde los sensores hasta el software.

Las secuencias de trabajo automatizadas son sinónimo de eficiencia y reducción de costes en todas las áreas, tanto en los entornos de pruebas como en los de producción, servicio y mantenimiento. La automatización de las instalaciones de pruebas y producción, por ejemplo, permite ahorrar dinero de forma continua a través de un menor consumo de energía, un uso más racional de los recursos o la mejora de los procesos de producción y, por tanto, de la calidad del producto.

Los sistemas con equipamiento inteligente también ayudan a evitar carísimas paradas en la producción. La tecnología de automatización no solo facilita y acelera el mantenimiento de los sistemas sino que, además, identifica riesgos potenciales para la producción mucho antes de que se conviertan en problemas reales.

Se espera mucho de la tecnología de medición

Los equipos de medición forman parte de la tecnología de automatización y deben cumplir requisitos muy exigentes —por ejemplo, en términos de interfaces, velocidad de transmisión de datos o posibilidades de integración— para mantenerse a la vanguardia en este terreno. Adoptar la tecnología más avanzada se hace imprescindible.

El Ethernet industrial está a la vanguardia

Las interfaces Ethernet en tiempo real, como EtherCat y Profinet, ofrecen a los usuarios grandes posibilidades de mejora del rendimiento.   El Ethernet industrial se está convirtiendo rápidamente en una tendencia de futuro dentro de la automatización de procesos de producción.

Los amplificadores industriales deben ser capaces de integrarse a la perfección en este concepto. Por eso, los amplificadores PMX de HBM disponen de serie de una conexión para Ethernet industrial y son compatibles con todas las normas industriales relevantes para la tecnología de automatización.

Monitorización de bancos de pruebas en tiempo real

La monitorización de bancos de pruebas en tiempo real proporciona a los usuarios información sobre estados críticos de funcionamiento, en el momento oportuno. Con ello se rebajan los tiempos de inactividad, se evitan daños y se reducen costes. Por otro lado, la función de autodiagnosis facilita la manipulación y llama la atención sobre errores de funcionamiento y ajustes fuera de las especificaciones.

Para todo ello se requieren datos de medida precisos, que aporten en todo momento información sobre el estado del banco de pruebas. Los transductores de par de HBM, como el T40B con su módulo TIM-ES con interfaz EtherCAT interface, son una solución y un excelente ejemplo de tecnología punta de medida que hace posible una automatización eficiente a través de Ethernet en tiempo real.

Software para una verdadera conexión

La automatización no es solo cosa de equipos físicos; también hace falta software. En este sentido, la disponibilidad de servidores web o de librerías abiertas de programas permite a los integradores de sistemas integrar fácilmente los dispositivos en el entorno existente.

Un ejemplo: el juego de comandos abiertos del amplificador PMX facilita enormemente la integración en bancos de pruebas complejos. El control de todos los componentes se lleva a cabo a través de una interfaz de operario uniforme. Además, el servidor web PMX integrado proporciona aplicaciones móviles de servicio y acceso remoto a través de red y WLAN.

Contáctenos Contacte con HBM si desea saber más sobre lo que HBM le puede ofrecer.