Medición exacta del peso corporal para dosificar medicamentos con precisión: báscula SLS para elevadores

Los médicos y el personal sanitario auxiliar necesitan confiar en todo momento en la tecnología que utilizan en su trabajo diario. Y los pacientes, también. Por ello, los requisitos de los productos sanitarios son especialmente estrictos y es indispensable que ofrezcan resultados de medición precisos. Esa es una de las razones por las que numerosas empresas de ingeniería médica utilizan equipos de medición de HBM. El mejor ejemplo es, quizás, la báscula SLS para elevadores. Está homologada como producto sanitario y no solo la utilizan los fabricantes de elevadores: también se emplea en hospitales, centros de rehabilitación y clínicas.

La medición exacta del peso corporal de los pacientes es indispensable para dosificar su medicación y evitar errores con graves consecuencias. Los hospitales recomiendan el uso de una báscula verificada para pesar a los pacientes cuya medicación se prescribe en función del peso corporal. Pensando en los pacientes con problemas de movilidad, a los que hay que levantar con un elevador, HBM ha desarrollado una solución especial en colaboración con los fabricantes de elevadores: la báscula SLS para elevadores, que puede incorporarse a prácticamente todos los tipos de elevadores para pacientes por medio de adaptadores estándar.

Una solución universal verificada y certificada

La báscula SLS para elevadores es una solución universal para procesos de pesaje verificado que aúna todos los componentes necesarios en un único dispositivo: célula de carga, sensor, carcasa y monitor, a lo que hay que añadir su manejo intuitivo, una función de apagado automático y un diseño con buena estética. Su capacidad máxima es de 200 kg con una resolución de 100, o de 320 kg con resolución de 200 g. Esta robusta báscula cuenta con una clase de protección al polvo y las salpicaduras de agua IP54, con una carga límite de 500 kg y una carga de rotura de 1000 kg.

La verificación del fabricante en dos etapas que lleva a cabo HBM es una característica única que puede utilizarse en caso de que se desconozca la ubicación donde se instalará la báscula en el momento de la entrega. Tras una primera etapa de verificación y sellado de la báscula para elevadores por parte de HBM, los distribuidores o fabricantes, formados por HBM, pueden introducir ellos mismos el factor g (aceleración gravitacional) especificado para la ubicación de instalación, completando así la verificación legal de la báscula. Una ventaja para los distribuidores y fabricantes, que pueden comercializar las básculas SLS para elevadores en todo el mundo (sin necesidad de conocer la ubicación de instalación de antemano), lo que también les proporciona una ventaja logística. No es necesario pedir una versión completamente verificada y se evitan costes de almacenamiento.

HBM cuenta con la certificación ISO 13485. La báscula SLS para elevadores está homologada como dispositivo sanitario de conformidad con la Directiva sobre productos sanitarios (MPA) 93/42/CEE y cumple los requisitos de la actual Directiva comunitaria 2009/23/CE relativa a los instrumentos de pesaje y la Directiva 2011/65/UE sobre la utilización de determinadas sustancias peligrosas en aparatos eléctricos y electrónicos. Es apta para aplicaciones médicas según DIN EN 60601-1-6 y DIN EN 62366. Proporciona un análisis de riesgos conforme a la norma DIN EN 14971 y un informe de pruebas de compatibilidad electromagnética conforme a las normas DIN EN 60601-1-2 y EN45501/OIML R76.

Contáctenos Contacte con HBM si desea saber más sobre lo que HBM le puede ofrecer.