Pruebas de sistemas de separación para satélites en Suecia

RUAG Space es el proveedor independiente europeo más importante de productos para la industria aeroespacial. En sus instalaciones de Linköping, en Suecia, un equipo de unas cien personas trabaja en el desarrollo y la construcción de estructuras de lanzamiento y sistemas de separación para satélites y cohetes. El sistema de adquisición de datos MGCplus, de HBM, es el elemento central del laboratorio de Linköping, especialmente en las pruebas con montajes complejos y un gran número de canales en juego.

Hay fuerzas enormes en juego

Los productos de RUAG se han utilizado en la mayoría de lanzadores de satélites europeos; entre ellos, los Ariane, Atlas y Delta. La especialidad de RUAG son los adaptadores con sistema de separación, que se colocan entre el cohete y el satélite. Estos equipos son esenciales para que un lanzamiento tenga éxito. El sistema de separación mantiene el satélite sujeto al adaptador hasta el momento preciso en que debe liberarse.

Como su nombre sugiere, la función del adaptador consiste en hacer que el satélite encaje en el cohete. El adaptador suele tener forma cónica y debe garantizar que, una vez hecha la ignición, el cohete y el satélite se mantengan juntos durante todo el lanzamiento, a pesar de que se exponen a fuerzas enormes. Y, por supuesto, también es responsable de que separen exactamente en el momento adecuado.

Por todos estos motivos, este tipo de productos se someten a pruebas muy rigurosas. Uno de los ingenieros de pruebas es Peter Svensson.

“Creo que RUAG es de lo mejor que hay en Suecia en lo que respecta a pruebas de carga estáticas. Nosotros mismos llevamos a cabo nuestras pruebas, con muy pocas excepciones. Hasta la fecha, los equipos que hemos desarrollado y sometido a pruebas han llevado a cabo cerca de 600 separaciones en el espacio.”

Peter Svensson, ingeniero de pruebas

Peter Svensson trabaja como ingeniero de pruebas en RUAG Space. Su tiempo se reparte entre el laboratorio de Linköping y lanzamientos de satélites en todo el mundo.
Durante las pruebas de carga estáticas, cientos de cables llegan hasta los sensores situados en la estructura de un satélite meteorológico.
Las instalaciones de realización de pruebas estáticas de carga de RUAG en Linköping figuran entre las mejores de Suecia. Los equipos que han desarrollado y probado han llevado a cabo cerca de 600 separaciones en el espacio, hasta ahora con un éxito del 100%.

Soluciones fáciles de utilizar

Cuando Peter no está trabajando en su laboratorio en cuestiones de pruebas y diseño, es porque está participando en lanzamientos en distintos lugares del mundo como, por ejemplo, Kazajistán y Florida. Cuando hace trabajo de campo, una de sus misiones consiste en asegurar el sistema de lanzamiento entre el cohete y el satélite, que hace posible que el cohete se separe del satélite. Es una labor importantísima.

Cuando visitamos el laboratorio de Linköping, nos encontramos con una gigantesca instalación de pruebas para el satélite meteorológico Meteosat de Tercera Generación (MTG). El MTG es un programa de la Agencia Espacial Europea (ESA) compuesto por seis satélites, que está previsto poner en órbita en 2018.

El centro de RUAG en Linköping lleva más de diez años utilizando MGCplus y tiene una larga relación con HBM.

“La facilidad de uso del sistema y del software es muy importante para nosotros, porque entre dos grandes ensayos puede pasar bastante tiempo. El MGCplus se adapta bien a nuestras necesidades, ya que necesitamos muchos canales simultáneamente y nos interesa medir a alta velocidad.”

Peter Svensson.

Acerca de RUAG Space

RUAG Space es el proveedor independiente europeo más importante de productos para la industria aeroespacial. Tiene una plantilla de alrededor de 1100 personas, repartidas entre sus ocho centros de Suiza, Suecia, Finlandia y Austria.

En Suecia, RUAG Space AB está especializada en equipos de alta fiabilidad a bordo de satélites, como sistemas informáticos, antenas y electrónica de microondas, o adaptadores y sistemas de separación para lanzadores espaciales. En Linköping, Suecia, se diseñan y fabrican adaptadores para lanzadores, sistemas de separación de satélites, estructuras de satélites y sistemas de guiado para cohetes sonda.

RUAG utiliza también el sistema de medición QuantumX para distintos tipos de proyectos de medición de pequeño calado.

“Como unidad universal, es sensacional. Puede adaptarse a distintas magnitudes y temperaturas, y tiene muchas conexiones distintas. Nos gusta su flexibilidad. Por otro lado, el hecho de que nuestros dos sistemas de medida utilicen el mismo software —catman— es una gran ayuda.”

En las instalaciones de Linköping, todo el mundo tiene claro que los equipos que tienen que dar servicio en el espacio deben cumplir requisitos muy exigentes. Por ejemplo, el aluminio que se utiliza en los productos de RUAG es de la máxima calidad, lo que se denomina “calidad espacial”. La ingeniería mecánica también se lleva a cabo con la máxima precisión, a cargo de personal con bata blanca de laboratorio. No es ninguna coincidencia que, cuando en el lenguaje común se habla de “tecnología espacial”, se hace con el sentido más amplio de algo intelectual y científicamente muy sofisticado...