El sistema de monitorización de HBM devuelve la vida a las antiguas chimeneas industriales

Gracias a un sistema de monitorización de HBM, una vieja chimenea industrial en Barcelona ha vuelto a la vida dentro de un reciente proyecto de remodelación.

La chimenea formaba parte de Ca L’Aranyo, una antigua fábrica textil construida en 1872. La fábrica cerró en 1986 como consecuencia del declive del sector textil en España, dejando la planta abandonada y en ruinas. La Universitat Pompeu Fabra (UPF) adquirió las instalaciones para construir un nuevo campus en el que quería integrar en todo lo posible la estructura histórica existente.

Para ello, decidió mantener la chimenea como símbolo del antiguo esplendor industrial de Barcelona e integrarla en una moderna instalación de climatización que utiliza una vasta red conductos repartidos entre aproximadamente 55 edificios.

Chimenea de Ca L'Aranyo area

Exigencias técnicas por motivos de seguridad

Este proyecto planteaba una serie de exigencias técnicas, ya que fue preciso aumentar la altura original de la chimenea (aproximadamente 36 metros) hasta 46 metros para satisfacer los actuales requisitos legales. Con esta finalidad se insertó un conducto de evacuación de humos en la parte superior de la chimenea.

El plan también requería que la chimenea formase una estructura independiente situada en una zona peatonal abierta dentro del nuevo campus universitario, lo cual planteaba importantes cuestiones de seguridad. La chimenea tenía una estructura muy endeble, con mampostería de menos de 15 cm de espesor, y la oscilación en condiciones de viento fuerte podía generar tensiones inaceptables.

Sistema de monitorización online de METIRI

Una solución de monitorización basada en la cadena de medición de HBM

Para dar satisfacción a todos estos requisitos, la empresa española Metiri, en colaboración con HBM Ibérica, construyó unos collarines internos en la parte superior e inferior de la chimenea, que se emplearon para enganchar y pretensar cinco cables de acero. Cada uno de estos cables está equipado con un transductor de fuerza C6A de HBM, con una carga nominal de 200 kN. También se instalaron dos sensores de temperatura PT100 en la base de la chimenea.

Todos los sensores del sistema están conectados a un amplificador multicanal MGCplus de HBM, con capacidad para procesar señales de entrada analógicas y digitales. La señal de salida se envía a un panel de cinco LED bicolores que indican visualmente si el sistema está funcionando de forma correcta. El panel también cuenta con una alarma que suena cuando la fuerza pretensora en cualquiera de los cables se reduce más de un 20% con respecto al valor inicial.

El sistema se controla a través de un PC equipado con el software catmanAP de HBM, que lee los datos a una velocidad de 1 muestra/s. Los datos se exportan automáticamente cada hora a un archivo ASCII que a su vez, se envía, de forma automática y a través de una conexión 3G, a un servidor que alberga una base de datos. El servidor recopila, procesa y presenta los datos en un sitio Web programado al efecto. Los usuarios disponen de un código de autenticación que les permite descargar archivos históricos en un formato legible en hojas de cálculo..

Este sistema se actualizará dentro de poco a un PC y las conexiones 3G se sustituirán por tarjetas MGCPLUS Profibus, que transmitirán los datos al sistema SCADA de las instalaciones del cliente. Esta actualización integrará el sistema de monitorización y gestión de la chimenea en el SCADA del cliente.

El cliente

METIRI, S.L.

Contáctenos Contacte con HBM si desea saber más sobre lo que HBM le puede ofrecer.