Producción de energía verde: la tecnología de medición in situ alarga la futura vida útil de las plantas de fermentación

Axpo Kompogas AG produce energía y biofertilizantes a partir de residuos orgánicos en más de 75 plantas de fermentación repartidas por todo el mundo. Esta empresa suiza utiliza una solución de tecnología de medición de HBM para alargar la vida útil de sus plantas de biogás. Ahora bien: ¿cómo se pueden instalar sensores de forma segura y permanente en un entorno húmedo y adverso como el de un fermentador? La solución vino de un proceso desarrollado por HBM para aplicaciones en alta mar.

El empleo de los residuos como recursos es una apuesta segura para el éxito sostenible en una era en la que la conciencia medioambiental y las exigencias de eficiencia son cada vez mayores. Las plantas de fermentación que producen biogás —o sea, energía utilizable— a partir de residuos orgánicos tales como restos de alimentos o compost de jardinería desempeñan un papel importante dentro de este concepto.

Con más de 20 años de experiencia en este sector y más de 75 plantas en funcionamiento en todo el mundo, la empresa suiza Axpo Kompogas es uno de los operadores y desarrolladores de proyectos líderes en este sector. Axpo Kompogas gestiona directamente 16 plantas de fermentación en Suiza. Además, la empresa gestiona otras nueve plantas de forma conjunta con empresas asociadas. En 2010, estas plantas fermentaron más de 184 000 toneladas de residuos orgánicos en total. Su producción de energía neta fue de 22 millones de kilovatios-hora.

Prolongación de la vida útil de las plantas de fermentación

Estas plantas de fermentación emplean unas paletas que giran de forma continua para mover la biomasa.

Con el fin de optimizar la vida útil de sus plantas y obtener información detallada sobre la posible deformación de las paletas, Axpo Kompogas decidió instalar una solución completa de monitorización basada en la tecnología de medición de HBM en una de sus plantas, ubicada en la ciudad suiza de Chavornay, en el cantón de Waadt. Los ingenieros de Axpo Kompogas también deseaban conocer en mayor detalle las distintas fuerzas que actúan sobre los equipos de la planta.

Instalación de galgas extensométricas directamente en el agitador

Las galgas extensométricas, instaladas directamente en las paletas del agitador, detectan cargas, sobrecargas y deformaciones. De este modo, la tecnología de medición se encuentra realmente "in situ", exactamente donde se produce la acción. Esto permite verificar los cálculos y simulaciones previas, así como identificar y aplicar mejoras constructivas en las futuras plantas en función de las fuerzas reales.

No obstante, las condiciones ambientales de los fermentadores plantean dificultades específicas a la instalación de galgas extensométricas. Las paletas y, en consecuencia, los puntos de medición de las galgas y los cables correspondientes, están en contacto directo con la biomasa: un medio agresivo y constantemente húmedo. Por lo tanto, el punto de medición y el cable deben ser absolutamente resistentes a la biomasa y la humedad.

Vista del interior de un fermentador con paletas giratorias

Dada la complejidad de esta tarea, Axpo Kompogas optó por una solución completa de HBM: galgas extensométricas, un sistema de adquisición de datos y un software de evaluación. Además, los técnicos expertos de HBM se encargaron de instalar directamente la tecnología de medición en la planta.

Galgas extensométricas instaladas en una paleta

Los expertos de HBM instalaron las galgas extensométricas directamente en la paletas del agitador y se aseguraron de que los puntos de medición contasen con una protección profesional y permanente, consistente en una junta múltiple especial. Para ello, aprovecharon la experiencia de HBM, única en el mundo, en la instalación de galgas extensométricas en aerogeneradores en alta mar. En este tipo de parques eólicos, la tecnología de medición tiene que ser perfectamente estanca y se instala en puntos hasta 30 metros por debajo de la superficie marina.

Sistema amplificador SoMat eDAQlite

El amplificador "HBM SoMat eDAQlite" empleado en este caso, directamente aplicado a la superficie del eje, también ofrece ventajas específicas. Además de contar con un tamaño reducido, SoMat eDAQlite puede utilizarse en condiciones ambientales extremas. Los datos medidos procesados se almacenan en eDAQlite y si es necesario se comprimen. Además, se pueden leer en el software de evaluación de HBM catman® instalado en un PC a través de la interfaz Ethernet. Gracias a esta solución de control, los técnicos de Axpo Kompogas tienen acceso en todo momento a los datos de medición.

Amplificador SoMat eDAQlite de HBM instalado directamente en el eje de un fermentador

Para Axpo Kompogas, HBM fue el socio perfecto para esta solución de medición completa. Gracias a esta solución integral, Axpo Kompogas pudo poner en marcha un sistema de medición operativo perfectamente adaptado a las duras condiciones de un fermentador con unos requisitos de formación mínimos. HBM asumió por completo la responsabilidad de este proyecto de instalación de una cadena de medición completa y se encargó de completarlo dentro de plazo antes de que el fermentador obtuviera su licencia.

Seguridad gracias a la detección precoz de daños

Seguridad gracias a la detección precoz de daños: una ventaja de la que no solo disfruta Axpo Kompogas. Este tipo de sistemas ofrece importantes ventajas económicas en numerosas aplicaciones. Con este completo sistema, HBM ofrece soluciones "llave en mano", incluida la instalación completa, para condiciones de aplicación extremas.

El cliente

Axpo Kompogas AG

Contáctenos Contacte con HBM si desea saber más sobre lo que HBM le puede ofrecer.