El uso de células de carga higiénicas reduce claramente los tiempos de limpieza de las máquinas de llenado

Un proyecto europeo de investigación sobre diseño higiénico en la industria alimentaria ha confirmado el potencial de las células de carga higiénicas para las máquinas de dosificación y llenado. El uso de “células de carga higiénicas” específicamente diseñadas, como la PW27 desarrollada por HBM, reduce hasta en un 29% el tiempo de limpieza del sistema sensor de una máquina de llenado. La integración de estas células de carga en la industria alimentaria aporta una ventaja competitiva.

¿Tradicionales o higiénicas?

Varios socios del mundo de la investigación y de la industria han analizado las posibilidades de reducir el impacto ambiental del procesamiento de alimentos mediante el empleo de componentes “higiénicos” en las máquinas, en el marco del proyecto “ECODHYBAT” financiado por la UE. HBM ha contribuido suministrando al proyecto sus células de carga asépticas tipo PW27.

Las pruebas fueron realizadas por Ainia, un centro tecnológico que ha participado en numerosos proyectos en el marco de iniciativas europeas, con más de 25 años de actividad de I+D. Ainia estudió el grado de higiene y los tiempos de limpieza de una célula de carga higiénica PW27, en comparación directa con una célula de carga convencional; en concreto, una PW15AH, también de HBM.

Células de carga higiénicas

La industria alimentaria utiliza células de carga para determinar el peso durante las operaciones de llenado, dosificación y envasado. Con frecuencia, están en contacto directo con las sustancias que se procesan. Por ello, la facilidad de manipulación y limpieza de estos sensores resulta tan importante como su precisión. Las células higiénicas y asépticas están optimizadas para que sus formas y superficies eviten la acumulación de suciedad y la proliferación de bacterias.

Células de carga PW15AH (izquierda) y PW27 (derecha) después del uso.

El estudio ECODHYBAT ha demostrado que las células de carga higiénicas presentan claras ventajas. Las células de carga higiénicas se pueden limpiar más rápido (hasta un 29%) que las células convencionales. En los experimentos, se hicieron pruebas con las dos células, después de ensuciarlas con disoluciones de leche entera, fluoresceína, etanol o un tinte. A continuación se llevaron a cabo operaciones de limpieza en varios pasos y se analizaron los resultados. Finalmente, se midió en una serie de muestras el tiempo necesario para eliminar el 99% de la suciedad de las células de carga.

Células de carga higiénicas: limpieza 29% más rápida

El tiempo medio de limpieza de una célula de carga convencional fue de 4 minutos y 36 segundos. En cambio, la célula de carga higiénica podía limpiarse en tan solo 3 minutos y 11 segundos, lo que supone un ahorro de tiempo del 29%. El uso de células de carga higiénicas permite limpiar las máquinas más rápidamente, y dejarlas listas en menos tiempo para el siguiente proceso de llenado.

Tiempo necesario para eliminar el 99% de la suciedad (en minutos):

 

Prueba 1 Prueba 2 Prueba 3 Prueba 4
PW15AH (convencional) 3,5 4 4,5 6,6
PW27 (certificada) 2,5 4 2,6 3,6
Diferencia (min) 1 0 2 3
Ahorro de tiempo de limpieza de la célula higiénica 29% 0% 43% 45%

El 98% de la suciedad se elimina en un minuto y medio

Los estudios realizados por Ainia también revelan que, en las células de carga higiénicas, se puede alcanzar más deprisa un alto grado de limpieza. En una célula higiénica, se puede eliminar el 98% de la suciedad en tan solo 1,5 minutos. En ese mismo tiempo, solo se elimina el 80% de la suciedad de una célula convencional.