SEAT prueba sus vehículos en menos tiempo gracias al sistema de adquisición de datos autónomo de HBM

Las especificaciones de SEAT, parte del Grupo Volkswagen, exigen realizar pruebas de los vehículos durante la fase de desarrollo para garantizar el cumplimiento de sus estándares de calidad y resistencia. El equipo de SEAT se enfrentaba al reto de poner a punto un sistema de adquisición de datos (DAQ) lo bastante rápido como para proporcionar un control más preciso de los componentes instrumentados y del conjunto del proceso de adquisición de datos. SEAT desarrolló un proceso autónomo de adquisición, comunicación y análisis adaptado a todos los requisitos: el sistema ADAQ. 

En colaboración con la Universidad Politécnica de Cataluña, SEAT ha desarrollado un sistema que lleva a cabo procesos autónomos de adquisición de datos. Se denomina ADAQ (del inglés Autonomous Data AcQuisition). Está compuesto por varios módulos de adquisición de datos QuantumX, software catman y un circuito electrónico que se encarga de la alimentación eléctrica a todos los equipos y de la interacción entre el vehículo y el piloto. Cuenta con los siguientes sensores y sistemas de adquisición de datos: un módulo universal QuantumX MX840B, un módulo de galgas extensométricas MX1615B, un registrador de datos CX22B-W, termopares, acelerómetros, puentes de galgas extensométricas, sensores de desplazamiento y 14 canales CAN y GPS. El equipo QuantumX se montó de forma segura en el vehículo, que se prueba en una gran variedad de condiciones. 

Configuración del proyecto ADAQ
Implantación del proyecto ADAQ
Equipo QuantumX instalado en un vehículo de pruebas

El sistema autónomo

El vehículo se envía a una pista de pruebas, en donde se llevan a cabo los ensayos. El sistema ADAQ transfiere datos a las oficinas centrales a diario, para que los analistas puedan verificar y analizar la información. El sistema empieza a trabajar en cuanto se pone en marcha el vehículo. Los pasos son los siguientes:

1. Arranque del software catman.

2. Registro de datos mientras el vehículo está en la pista.

3. Interrupción del registro una vez que el vehículo vuelve a boxes.

El sistema ADAQ notifica cualquier irregularidad a los analistas, para que puedan adoptarse las acciones oportunas. También alerta al conductor cuando se produce un error.

¿Por qué ha elegido SEAT el sistema de adquisición de datos de HBM?

  • Capacidad de funcionamiento autónomo.
  • Flexible e ideal para cualquier prueba.
  • Pequeño, ligero y fácil de instalar.
  • Diseñado para funcionar en condiciones adversas; por ejemplo, pruebas de fatiga de vehículos (alto nivel de vibraciones, fuerza G relevante y temperaturas extremas).

catman fue el software elegido para el proyecto ADAQ por sus completas opciones de automatización. La configuración incluye el autoarranque de catman, la carga automática del proyecto de adquisición y la ejecución automatizada del primer trabajo DAQ. Se registran archivos de datos cada 10 minutos. Si se produce un error inesperado, el sistema ADAQ graba hasta el momento en el que se detecta el error. Por lo tanto, no se pierde ningún dato. Se utiliza el formato de nombre de archivo siguiente: XXXYYMMDDHHMMSS, donde las distintas letras corresponden a los dígitos de identificación, el año, el mes, el día, la hora, el minuto y el segundo del proyecto. Las señales de activación de las funciones de inicio y parada de la adquisición emplean parámetros GPS. Esta funcionalidad —que proporciona mayor precisión— requiere definir tres condiciones para iniciar y detener el proceso de adquisición: latitud, longitud y velocidad del vehículo (mayor que 0 para iniciar la adquisición e igual a 0 una vez finalizada la prueba).

El dispositivo de control se comunica con el conductor

Se ha diseñado un dispositivo de control (CD) que controla la electrónica y distribuye alimentación eléctrica a cada módulo. Además del CD, se ha instalado un rectificador de tensión y un cajetín de control destinado al conductor. Gracias al circuito electrónico instalado y al uso de las salidas digitales del módulo CX22B-W, se han establecido cuatro estados distintos para notificar al conductor las distintas fases de ADAQ. Los estados se indican mediante dos ledes instalados en el salpicadero del vehículo.

Ledes instalados en el salpicadero del vehículo

Carga de software / Error en un canal

Luz roja fija: indica al conductor que los dispositivos están arrancando y que el proyecto se está cargando, en cuanto se enciende el motor. Si se produce algún error durante la adquisición, se enciende la luz roja. En ese momento, la adquisición de datos se interrumpe; el conductor debe volver a boxes e informar del problema.

Grabación

Luz verde intermitente: indica al conductor que se están adquiriendo y guardando datos. El funcionamiento es correcto. 

Listo para grabar

Luz verde fija: todos los dispositivos están listos para iniciar la adquisición de datos. El proyecto está esperando la orden para iniciar el registro de los datos. El conductor puede salir de boxes.

Suceso durante la grabación

Luz roja intermitente: aparece por distintos motivos. En este vehículo de prueba, significa que la temperatura del amortiguador es demasiado elevada.

Transferencia de datos y análisis totalmente automatizados

Una vez que los datos se graban y guardan en la tarjeta de memoria del módulo CX22B-W, se cargan en el servidor de SEAT para su posterior análisis por ordenador. Gracias a los comandos programados y a una red AdHoc previamente configurada, el módulo CX22B-W puede cargar los datos de manera autónoma en un ordenador portátil situado en la zona de boxes del circuito. Este portátil es el que envía los datos a los servidores de SEAT durante la noche. Posteriormente, una aplicación específica lleva a cabo análisis de los canales preseleccionados y genera un informe, todo ello de manera completamente autónoma. 

Contáctenos Contacte con HBM si desea saber más sobre lo que HBM le puede ofrecer.