La nube industrial

El internet industrial de las cosas permite que las máquinas y los sistemas fabriquen productos de manera prácticamente independiente. Pero, para ello, deben intercambiar datos sensibles de forma permanente, incluso más allá de los límites de la empresa. La nube industrial constituye una plataforma segura para compartir datos.

Máxima seguridad para los datos de producción sensibles

Las comunicaciones máquina-máquina y entre empresas son una de las características típicas del internet industrial de las cosas. La comunicación facilita una cooperación más estrecha y una optimización eficaz de los procesos, a condición de que todos los actores tengan acceso a los datos necesarios. En general, esos datos constituyen información sensible, que es preciso proteger frente a terceros no autorizados.

La nube industrial es un entorno virtual concebido para que las empresas intercambien datos sensibles de forma segura. Es indispensable para una gestión en red horizontal. Al fin y al cabo, la información interna está dirigida exclusivamente a socios muy concretos. Pensemos, por ejemplo, en la información sobre componentes de producción que, en general solo necesitan conocer los proveedores. O los datos de estado de un equipo, que solo son relevantes para el proveedor de mantenimiento remoto.

La nube industrial conecta en red de forma segura a usuarios, sensores y maquinaria a lo largo de toda la cadena de suministro. Es la base para producir bienes de forma más flexible, eficiente e inteligente.

Más...